¿A qué nos referimos cuando hablamos de marca genérica? Esta definición varía según expertos y muchos confirman que la existencia de una marca genérica como tal no existe. Pero nosotros queremos determinar a qué nos referimos cuando decimos esto. Desde un término estrictamente comercial, el abogado Pedro Correa Ferrer establece:

Una marca genérica es aquella que se compone por un símbolo o expresión habitualmente usada en nuestro lenguaje, que no logra distinguir a una empresa o producto de otros productos o empresas que comercializan el mismo producto o servicio, no pudiendo por tanto, ni ser registrada, ni considerada una Marca.

 

Dicho esto, diferenciamos a una marca propia de la siguiente manera:

Se entiende por marca todo signo susceptible de representación gráfica que sirva para distinguir en el mercado los productos o servicios de una empresa de los de otras.

Ya habiendo establecidos estas dos diferencias, queremos entrar en un debate que el título de este artículo anticipa. ¿Qué tipo de calzado conviene elegir?
Cuando pensamos en calzado podemos decir que existen dos tipos: 1) Los que nos ponemos para el día a día, esos que no nos importa que se estropeen (y de hecho y contamos con ello) y 2) Los de ocasiones especiales; esos que nos salieron una cantidad de dinero considerable y que guardamos y atesoramos.

Muchos podrían pensar que solamente hay que basarse en el precio para elegir cuánto invertiremos en estos dos tipos de zapatos, pero aquí en MG Shops como buenos amantes de la moda y el consumo responsable quisiéramos señalar otros aspectos. El calzado es quizás la prenda más importante ya que un uso indebido de zapato puede perjudicar la salud. Por eso en este apartado queremos hacer especial mención a una discusión en torno al calzado de marca en contraposición de una marca genérica, con sus pro y contras y también mitos alrededor de las mismas.

 

nike air max 1 neon orange


Ventajas de un calzado genérico

Podemos hablar de ventajas según quién. Para el consumidor la ventaja está en la posibilidad de elegir entre varios productos a un menor precio. Por parte de un productor, este tipo de productos suelen ser encargados a un tercero y esto posibilita un flujo de producción efectiva generando una economía de escala, es decir, el costo por cada nueva unidad producida es cada vez menor. Para el distribuidor, el hecho de comercializar marcas blancas le permite recibir mayores ganancias al ampliar su mercado.

El origen de las marcas blancas data de la Segunda Guerra Mundial. En esa época de crisis, los consumidores dejaron de privilegiar las marcas populares y comenzaron a elegir precios bajos sin importar la marca. Los productores se dieron cuenta que las marcas conseguían clientes a base de ofrecer productos en puntos de venta de acceso a cientos de personas, como los supermercados, entonces eso les permitía ahorrarse el dinero en publicidad y con ello, bajar mucho el precio de sus productos.

A partir de allí se extendió este tipo de producción que dejó de ser únicamente para productos de primera necesidad y se convirtió en un tipo de producto.

Luego de la recesión económica y la creciente competencia, las marcas blancas ahora han mejorado su calidad y han replanteado el diseño de sus productos (antes solían ser prácticamente blancos). Algunas marcas blancas ahora pueden considerarse marcas propias que son reconocidas por ser de buena calidad y ejercen competencia con marcas del sector.

 

Un calzado de marca propia tiene como particularidad de estar respaldada a nombre de una firma en torno a todo lo que puede surgir de ella: confort, comodidad, calidad y diseño. Esto te asegura que en caso de necesitar que alguien responda a un reclamo, lo tendrás al 100%.

Para el caso de marcas que no poseen una marca propia a pesar de no tener un respaldo relacionado a la garantía de grandes marcas, muchas de ellas están fabricadas por las mismas grandes marcas. Por este motivo no necesariamente una marca genérica es de mala calidad. Suele ser un juicio muy común el de pensar que una marca conocida es de mayor calidad pero como hemos estado desarrollando, no necesariamente es así. Es lógico pensar, que una marca reconocida invierta en la calidad y mejores materiales para la confección de sus productos asegurando su durabilidad. Enormity embargo, ya hemos visto que las marcas blancas vienen cada vez mejor confeccionadas, asegurando que un uso cotidiano no intervenga en un mal hábito para tu pie.

Este tipo de calzado suele ser mucho más económico y se lo relaciona a una calidad menor y no es así. Lo que pasa con ello es que el distribuidor se ahorra dinero en producción e implantación de publicidad por lo que la inversión directamente está destinada a aumentar la propuesta de valor añadido al zapato, lo que marca su diferencia con la competencia.

 

Desventaja de este tipo de calzado

Una desventaja clara viene de la mano de que para poder seleccionar calzado de calidad es necesario invertir tiempo y esfuerzo en poder reconocer un buen calzado que pueda estar acorde a tus necesidades. Si tu necesidad es fundamentalmente saciar una necesidad estética, puedes ir de lleno a cualquier tienda de eCommerce y seleccionar el calzado que se está usando esa temporada. Prácticamente no deberías tener problemas en este apartado si sólo te guías por esa necesidad. Sugerimos que trates de también de asegurarte una buena calidad, por la salud de tus pies. ¿Cuántas veces has tenido que sacarte los zapatos en un espacio público o tenido que sentarse por no soportar el dolor que te están causando? Recuerda todas esas veces que elegiste la forma por la calidad y piensa en invertir un poco más de tiempo buscando ese zapato genérico que asegure tu bienestar.

 

Calzado de marca y sus beneficios

¿Por qué decidimos comprar en un espacio de ropa de marca? Cuando incurrimos en ello estamos aceptando pagar por calidad, diseño y creatividad.

¿Qué determina el precio de una prenda? Los procesos de producción de cualquier prenda (marca o no) varían abismalmente y no siempre estamos en lo correcto si pensamos que por ser más cara se debe a esto. Las marcas de lujo basan sus precios en el valor agregado de estar simplemente respaldadas por la marca. El simple acto de poner el nombre o logo de una marca en la prenda puede aumentar su valor final en valores astronómicos sin importar la calidad.

Dicho esto, resulta obvio, podemos adentrarnos en otros factores que determinan el precio de un calzado. El material con el que está hecho, por ejemplo. Claramente no es lo mismo utilizar materiales baratos sintéticos que utilizar materiales extraídos bajo estrictos métodos de preservación de la naturaleza. La mano de obra es otro punto clave que influye en el precio final. Una manera de garantizar un precio accesible y ridículamente bajo, es trabajar con mano de obra barata que vive en un escenario de explotación.
El volumen de producción también incide en el precio final. Una empresa que realiza productos múltiples veces al año puede realizar una rotación mucho más rápida que marcas de alto nivel que sólo reproducen una pieza según su talla. El dinero que invierten en marketing y mercadeo también influirá, modelos, publicidad, redes sociales, influencers. Con ello también tenemos que hablar del brand awareness, de su reputación, su trayectoria y garantía de calidad más allá del calzado.
Uno de los motivos por los que accedes a pagar un precio elevado es por el de asegurarte que esa prenda no sea utilizada por muchas personas, ya que estas pagando exclusividad. Pero ese precio suele resultar excesivamente caro, por lo que para un calzado para todos los días no es algo en lo que quieras gastarte lo equivalente a un alquiler.

 ¿Vale la pena tener calzado de marca?

Creemos que la pregunta correcta es si vale la pena tener calzado de calidad. Lo que en este caso sería un rotundo sí. Un calzado inapropiado puede calzar severos problemas y para el caso de las mujeres las probabilidades de tener un problema relacionado a los pies a lo largo de su vida es de un 90%.
El hecho de querer tener calzado de marca puede ser tentador pero si eres una compradora inteligente debes pensar en la durabilidad del calzado y también en el uso que le darás. Hoy en día las marcas de cualquier tipo se adaptan a las modas y tendencias y como hemos visto, su calidad ha mejorado mucho al punto de competir con grandes marcas. Por lo que, el hecho radica en ser una compradora avispada, con atención al detalle y saber elegir el mejor producto para tu pie. Un buen calzado de ser bien seleccionado estará en tu closet por un largo tiempo y con ello podrás disfrutar de elogios durante varios años. Estos halagos no solo vendrán por lo notable que resulta la calidad, sino también porque seguramente te quede y te haga sentir mejor. La ropa barata y de mala calidad es normalmente producida en masa para toda la población. Si decides optar por tener un estilo propio, una marca no conocida y que elabore calzado de calidad, será tu mejor aliado a la hora de componer tu imagen. ¿Por qué recurrir a un costo altísimo para verte igual que los demás? Es verdad que la exclusividad que dan las marcas de ropa es fundamental para alguien que le gusta tanto la ropa como a nosotros. Pero lo cierto es que es un elemento que se pierde cuando todos por querer diferenciarse acaban vestidos como soldados de un ejército de Nike.. Anteriormente, solo los amantes de diseño y buscadores asiduos de diseñadores emergentes eran capaces de salir a las calles con la seguridad de que nadie se vería igual a ellos a precios accesibles. Lamentablemente y como hemos señalado, ser exclusivo al cien no existe, o para ello debes ganar fortunas.

nike sneakers women belgium basketball schedule
Las buenas noticias que tenemos antes de amargarte por no ser una magnate y vestirte con exclusividad es que puedes beneficiarte de no comprar por el logo de una marca de ropa y utilizar otros trucos que te permitirán ser única en las calles.

Autenticidad es el modo de definir el no guiarse por las marcas y simplemente elegir en base a los componentes que hemos estado señalando. La autenticidad es una forma de expandir tu estilo personal y poder comprender que la ropa se trata de una forma de expresión y conexión con tu verdadera identidad y no necesariamente una tienda de marca esté siempre en consonancia con ello. Por lo que, para culminar este debate, nuestro consejo es elegir calidad por sobre el estereotipo de llevar una marca y dejar atrás los tabúes de aparentar carecer de estilo por no llevar el logo que todos llevan. Bajo este mismo razonamiento, tu estilo te permitirá liberarte de ser igual al resto y pillar unas zapatillas Nike jordan bien combinadas tampoco te harán ser del montón.
Por lo que nuestro consejo es un poco más complejo y te dejamos a tí elegir tu propio estilo y definir qué calzado combina mejor con tu personalidad olvidándote del logo.

¿Qué opinas del calzado? ¿Te importa que sea de marca? ¿Prefieres ir a lo seguro y por eso solamente optas por lo conocido?
Déjanos en la caja de comentarios tus opiniones que nos encanta saber lo que tienes para decirnos sobre la forma en que vives la moda :).